Iggy Pop se desnudo para una exposición feminista de arte

Durante los últimos 10 años, el artista conceptual británico Jeremy Deller (ganador de un premio Turner, además) había estado tratando de convencer a Iggy Pop de ser el modelo desnudo para una clase de dibujo anatómico llena de artistas. Su interés en Iggy provenía del hecho en que el cuerpo del cantante siempre ha formado parte fundamental de lo que es él como persona.

Este año, por fin, Iggy Pop dijo que sí. En febrero de este año posó desnudo durante un día entero para una clase en donde un tercio de los participantes ni siquiera lo conocía para formar parte de una muestra de arte feminista, en donde el clásico cuerpo de mujer fue sustituido por el de un hombre y conseguir de alguna manera un poco de igualdad.

Los resultados de esa clase son ahora una exposición en el Museo de Brooklyn, que estará abierta hasta el 26 de marzo de 2017. La comisaria de la exposición, Sharon Matt Atkins, explica un poco más de qué va todo esto:

“La muestra utiliza la técnica de una clase tradicional de dibujo (donde normalmente hay un cuerpo de mujer) para examinar qué establece la cultura como prototipo de cuerpo masculino (…) El feminismo ha abierto la discusión de los roles de género, qué fronteras se han creado tradicionalmente y cuáles deberían ser, cuál debería ser la posición de poder masculino en lo físico, lo social o lo doméstico. Iggy Pop ha jugado con esto como artista, y el desnudo es un buen lugar desde el que abordar esas cuestiones tan amplias.”

El resultado de la clase es fascinante y honesto, pues uno de los torsos más conocidos de la cultura pop es visto sencillamente como un hombre de 69 años con arrugas en cascadas que le bajan por la piel gracias a los efectos de la gravedad.

Los retratos fueron hechos en diversas técnicas, desde desde el hiperrealismo al esquematismo, en lápiz, carboncillo o cera, en donde no puede esconderse el exceso de peso, la flacidez ni el paso del tiempo.

Los dejamos con un par de muestras de los trabajos que le esperan a los visitantes del Museo de Brooklyn en Nueva York hasta el próximo mes de marzo.

Deja un comentario