o

Patti Smith confesó sentirse “humillada” cuando cantó en la ceremonia de los Premios Nobel

El pasado 10 de diciembre, Patti Smith fue la embajadora de Bob Dylan durante la ceremonia de entrega de los Premios Nobel, y su experiencia no fue la mejor.

El pasado mes de octubre, el comité de los Premios Nobel sorprendió al mundo al otorgarle a Bob Dylan el Nobel de Literatura, generando una polémica entre cantautores y escritores sobre dónde debía cruzarse la línea entre la poesía de las canciones y la publicada en hojas de papel.

Desde el anuncio, las cosas fueron de mal en peor, pues el músico se tardó dos semanas en reconocer de manera pública el premio, cosa que no le gustó mucho a los miembros de la academia sueca, que lo tildaron de maleducado. Al final, por motivos personales Dylan no pudo asistir a la ceremonia de entrega del premio, pero envió a una embajadora de lujo: Patti Smith, quien llevó en nombre de Dylan un discurso y su propia voz para hacer un cover del músico con el tema A Hard Rain’s Gonna Fall.

Durante la interpretación, Smith tuvo que detener a la orquesta en un momento que no pudo cantar la letra, y ahora compartió lo que fue esa experiencia en la revista The New Yorker. La legendaria artista comenta que luego del discurso de Dylan, escuchó que la nombraron y se levantó a cantar ante los reyes de Suecia y algunas de las mentes más brillantes del mundo teniendo sólo como arma una canción “que tenía grabada en cada línea la experiencia y resistencia del poeta que las escribió:

“Los primeros acordes de la canción fueron introducidos, y me oí cantar. El primer verso era pasable, un poco tembloroso, pero estaba segura de que me tranquilizaría. Pero me sorprendió una plétora de emociones, llegando en una avalancha de tanta intensidad que fui incapaz de negociarlas. Desde el rabillo del ojo podía ver el enorme estribo de la cámara de televisión, todos los dignatarios en el escenario y la gente que estaba más allá. Al no estar acostumbrada a un caso tan abrumador de nervios, no pude continuar. No había olvidado las palabras que ahora formaban parte de mí; simplemente no pude sacarlas.”

Smith cuenta que se vio obligada a detener la canción y disculparse con la audiencia por el momento emocional por el que pasó.

“Cuando me senté, sentí el humillante aguijón del fracaso, pero también la extraña realización de que de alguna manera había entrado y vivido el mundo de las letras de una canción.”

Veamos la interpretación de Patti Smith en la ceremonia del Nobel a continuación:

facebook-like
banner hype mexico web2