o

Serie noruega aborda vida sexual y redes sociales de los jóvenes

Skam (Vergüenza), una serie de la televisión pública noruega NRK, es todo un fenómeno de culto entre los jóvenes nórdicos por un formato novedoso que incorpora de forma activa las redes sociales, un proyecto que ha recibido premios por reforzar la identidad común y vislumbra el éxito internacional.

  • La ficción, emitida en la televisión pública del país, se centra en un grupo de adolescentes.
  • Una productora ya ha comprado los derechos de emisión para Estados Unidos y Canadá.
  • ‘Skam’ completa la historia mediante Facebook, Instagram y otras redes, en las que los protagonistas cuentan su día a día.

La productora de Simon Fuller, quien lanzó al estrellato a las Spice Girls y creó el programa de televisión Idols, ya ha comprado los derechos para Estados Unidos y Canadá de una serie estrenada en otoño de 2015 y que amenaza con seguir la estela de series de “noir” danesas como Forbrydelsen (The Killing) o Broen (The Bridge).

“Tiene un contenido muy especial, está hecha con honestidad e integridad para el público joven y es pionera en cómo aprovechar distintos canales y plataformas para contar una historia“, resumía hace unas semanas Fuller para explicar su interés por trasladar al público norteamericano un relato sobre adolescentes noruegos.

Skam narra los problemas diarios de un grupo de jóvenes del instituto Hartvig Nissen de Oslo, que como sus coetáneos de otros países occidentales afrontan crisis existenciales, de identidad sexual, religiosas o transtornos alimenticios.

Los adolescentes, protagonistas absolutos

Además de aprovechar la experiencia exitosa de otras series emitidas en su web, los creadores de NRK entrevistaron en profundidad a jóvenes noruegos antes de escribir el guión de Skam, cuyos protagonistas absolutos son los adolescentes y en la que los pocos adultos que aparecen tienen un papel marginal.

Cada una de las tres temporadas emitidas -divididas en doce capítulos de por lo general poco más de un cuarto de hora- se centra en un personaje: Eva, y en su tormentosa relación con el exnovio de la que era su mejor amiga, la en apariencia autosuficiente y segura Noora. Y en Isak y sus problemas para aceptar su homosexualidad.

El trabajo previo de los creadores se plasma en unos diálogos que reflejan la forma de hablar de los adolescentes noruegos, y por extensión escandinavos, mezclando continuamente su idioma con palabras y frases en inglés.

Aparte del realismo de los personajes y de la lengua que emplean, otro de los motivos del éxito de Skam es su habilidad para usar las redes sociales: así se ve a los personajes enviarse mensajes de texto -que aparecen integrados gráficamente en la pantalla en forma de globos-, o comunicándose por Instagram o por Facebook.

Los personajes tienen redes sociales con los que el público puede interactuarPero las propias redes sociales y las nuevas plataformas son también una parte esencial del propio formato: cada episodio se compone de fragmentos temporales del día a día de los personajes que se emiten “en tiempo real” en la web del canal juvenil de NRK, aunque también se puede ver cada viernes de forma íntegra.

Los episodios se completan con mensajes de texto o publicaciones en las redes sociales entre los personajes no emitidas en la serie y los protagonistas tienen por ejemplo sus propios perfiles en Instagram, lo que aumenta la confusión entre realidad y ficción.

Skam, en la que hace un cameo Marius B. Høiby -hijo de soltera de la princesa Mette-Marit-, ha batido cifras de audiencia, como refleja que la tercera temporada tuviera una media de 1,2 millones de seguidores semanales, más de un cuarto de la población.

Pero el éxito de Skam, que en unos días estrenará su cuarta temporada, se ha extendido al resto de países nórdicos, en especial a Dinamarca, donde un grupo de seguidores en Facebook cuenta con casi 26.000 miembros, que discuten sobre la serie usando palabras en noruego u organizan viajes a los escenarios donde se rodó.

Menos previsible era el furor que ha despertado en los jóvenes de Islandia, que a pesar de que usualmente tienen que comunicarse en inglés con el resto de nórdicos por la diferencia entre sus idiomas, han creado también grupos con miles de seguidores donde se discute de igual manera usando el noruego como idioma base.

Todo ello explica que la Asociación Nórdica, un organismo centenario que promueve la cooperación entre esos países, le haya otorgado a Skam el premio lingüístico de este año, porque ha hecho más por aumentar la consciencia de una identidad lingüística común que décadas de programas de intercambio entre países.

Les dejamos aquí abajo el primer capitulo con Subtitulos en español.

facebook-like
banner hype mexico web2