o

El legendario club Fabric cierra definitivamente sus puertas “fabric London (1999 – 2016)”

fabric-closet

Fabric cierra definitivamente sus puertas, tristemente no ha sido posible salvar uno de los clubs más importantes de la escena electrónica.

Se ha decidido que cierre

Ayer se decidió el futuro de fabric London y el resultado no ha sido el esperado: se ha revocado el permiso y el club permanecerá cerrado. De momento no se tiene un comunicado oficial por parte de la dirección de fabric, así que estamos a la espera de nuevas noticias. Porque de momento, lo que tenemos es esto…

Hay noticias que preferiríamos no tener que escribir nunca. Fabric Londres decidió su futuro ayer y el Consejo de Islingtong —el organismo del barrio en el que se encuentra Fabric, encargado de concederle una nueva licencia o no— ha votado porque permanezca cerrado. Así pues, nos encontramos ante el cierre definitivo de uno de los clubs más importantes de la actualidad y seguramente el que más de Londres.

Recordamos que hace unas semanas, fabric anunciaba su cierre indefinido tras una suspensión cautelar de su licencia debido a los dos fallecidos en los últimos meses por sobredosis en el club, hace unos años el club estuvo también estuvo en la cuerda floja debido a las diferentes muertes por sobredosis que se habían producido, pero en esa ocasión consigió renovar su licencia.

Esta ocasión no ha habido tal suerte, tras un debate que se ha alargado más de seis horas entre los propietarios del club y las autoridades de Londres en Islington Town Hall, finalmente ha concluido con la sentencia de no conceder la licencia de apertura a fabric, por lo que el club se ve forzado a cerrar definitivamente.

Hace unas semanas comenzó una campaña en change.org, llegando a conseguir más de 145.000 firmas para salvar fabric, la escena electrónica se volcó para evitar el cierre definitivo del club pero tristemente no se ha conseguido.

La joya de la corona del clubbing británico ha sido tocada y algo se remueve en todos los clubbers del mundo con esta decisión. Flora Williamson, una de las integrantes del comité que decidía la licencia, lo ha expresado con estas palabras:

«Hemos tenido en cuenta todos los hechos acontecidos; para empezar dos clientes han muerto en el local este año tras comprar drogas en el interior del club. La gente que entraba en el club no era registrada de forma correcta y era bastante obvio que la mayoría de los clientes se encontraban bajo la influencia de las drogas. Las muertes en el club han involucrado a personas muy jóvenes,  se han cometido numerosas violaciones del acuerdo al que se llegó para conceder la licencia y además es patente que existe una cultura de las drogas en el club que la dirección no es capaz de controlar.  El comité de licencias ha considerado la posibilidad de añadir más condiciones, pero hemos sentido que no serán suficientes para atajar el problema. Por eso hemos considerado que revocar la licencia es lo adecuado en este caso». 

Reacciones ante el cierre de Fabric

Desde Fabric han lanzado un comunicado que dice lo siguiente:

«Fabric está muy decepcionado con la decisión del consejo de Islington de revocar la licencia. Es un día especialmente triste para todos aquellos que nos han apoyado, y en particular para las 250 personas del staff que han perdido su trabajo. Cerrar Fabric no es la respuesta a los problemas relacionados con las drogas. Clubs como el nuestro han luchado por la prevención. Esto sienta un precedente sobre el futuro de la economía nocturna de Londres». 

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, también se ha pronunciado sobre el tema:

«Los clubs míticos de Londres son parte esencial de nuestro paisaje cultural. El clubbing debe estar a salvo y estoy miuy decepcionado de que Fabric, el Consejo de Islington y la policía metropolitana no hayan sido capaces de llegar a un acuerdo sobre la salud pública». 

«Como resultado de esta decisión miles de personas que disfrutaban yendo a Fabric, que era parte esencial de la vida nocturna de Londres, lo han perdido. Este hecho plantea que tenemos un problema más amplio sobre cómo proteger la economía nocturna londinense, asegurando que es segura y divertida para todos. Durante los últimos ocho años Londres ha perdido el 50% de sus clubs y el 40% de sus locales de música en vivo. Este descenso debe parar si Londres quiere mantener su estatus de ciudad abierta 24 horas con una vida nocturna envidiada en todo el mundo».

Las malas lenguas aseguran que detrás de esta decisión hay intereses comerciales y que se están usando las dos muertes que tuvieron lugar en el club para conseguir cerrarlo y utilizar el local para gentrificar el barrio mediante un proyecto de £ 200 millones de libras impulsado por el Museo de Londres. Se comenta que el Consejo de Islington ya llevaba mucho tiempo queriendo cerrarlo para esto. Algo que nos recuerda un poco al proyecto de gentrificación del barrio cercano a Berghain en Berlín.

Quieren volver Fabric, patrimonio cultural de Londres

Hoy es un día muy triste para los clubbers de todo el mundo, y más para los que viven en Londres o los que lo han visitado alguna vez y han conocido de primera mano la magia que se vivía en fabric Londres. Porque esta decisión demuestra que los clubbers tenemos escaso poder de convocatoria o de credibilidad ante el poder gubernamental. Sí, ya lo sabíamos, dirá más de un espabilado. Pero es que teniendo en cuenta que en el caso de fabric ocurrieron hechos insólitos como que el alcalde de Londres interviniera en el asunto a favor del club o que periódicos conservadores se posicionaran a su favor y le tildaran de “patrimonio cultural de Londres”.

Guardar

facebook-like
banner hype mexico web2