o

Espectaculares fotos de una fábrica abandonada de vinilos

EMI03s



Aunque en la actualidad estas fotos nos puedan parecer extrañas e incluso algo nostálgicas —debido al espectacular renacimiento que ha vivido el vinilo en los últimos años— nos encontramos ante un documento que supone una regresión inmediata a la situación que vivíamos hasta hace apenas unos pocos años. Lo analógico parecía completamente olvidado, enterrado y condenado a la desaparición.

Pero las tornas cambiaron gracias a un cambio generacional y los jóvenes, en vez de continuar con la tendencia digital, añoraron la sensación de poder poseer música, de sentirla y palparla, de convertirla en un objeto tangible. Literalmente revivieron una tendencia que parecía condenada al olvido y la muerte. Pero parte de esa etapa continúa viva, la sombra de esta cuasi desaparición aún planea como un pasado que no se olvida.

La fábrica de vinilos abandonada

Este pasado sombrío está más que presente en cada una de las fotografías que os presentamos. Pertenecen al fotógrafo Frédéric Thiphagne, que recientemente las ha compartido en su blog Les Mains Noires. Con estas misteriosas palabras se ha referido el fotógrafo a la historia detrás de estas instantáneas.

“Queridos amigos, buscando en mi archivo fotográfico me he encontrado con que todavía no compartía con vosotros unas imágenes sorprendentes de un  lugar sin igual. Desafortunadamente no puedo deciros mucho de este lugar. Sólo una cosa: que ya no existe. Estuve allí en septiembre de 2009 y recuerdo lo afortunado que me sentí de poder verlo, porque vendieron el local y todo quedó destruido dos semanas después. 

Para ser sincero, me dio mucha pena preparar estas imágenes. Me entristece no poder compartir con vosotros más información sobre esto. Pero luego pensé que estas imágenes son como un sueño. Estas fotos —las únicas que existen sobre este lugar— son en buena medida la ilustración de un sueño, una fantasía recurrente en cada uno de los que buscan desenterrar vinilos en las tiendas de discos. Un sueño que puede motivarnos a continuar buscando, a continuar teniendo curiosidad musical”. 

A nosotros no nos ha quedado claro si el hecho de que todos estos vinilos hayan sido destruidos es un sueño o una pesadilla. Aunque tirarnos en plancha sobre esta montonera de vinilos como en una de aquellas piscinas de bolas de nuestra más tierna infancia, sí que nos inspira buenas sensaciones. ¿Y a nosotros?.

EMI00s EMI02s EMI06s EMI01





EMI10 EMI11 EMI12 EMI07 EMI03s

facebook-like
banner hype mexico web2